SINOPSIS:El nuevo documental sobre la vida de Jackson nos revela la verdadera personalidad, la verdadera vida del ídolo detrás de las cámaras, con grabaciones inéditas desde su triste infancia en Gary, Indiana Estados Unidos, su complicada relación con su padre Joseph Jackson que marcaría su vida para siempre, su fama arrolladora de los años 80 y 90 y cómo enfrentó las terribles acusaciones de abuso deshonesto a menores de edad que lo persiguieron hasta el fin de sus días, todo desde el punto de vista de su madre y hermanos y algunos de sus mejores amigos.

RESEÑA: Hay tanto que contar sobre la vida de un gran ídolo como Michael Jackson, pero son muy pocos los que podrían hablar sobre él desde la perspectiva más humana, más real. Sin lugar a dudas, Jackson se ha convertido en una de las leyendas de la música más importantes de nuestros tiempos, su súbita e inesperada muerte a una semana de volver a los escenarios después de una década de ausencia nubló una vida llena de misterios, genialidades, locuras, magia y música ¿Pero qué hay detrás de este ícono de la cultura pop, de este músico genio que inspiró a varias generaciones y que de seguro las seguirá inspirando? Esta es la pregunta que este documental intenta explicar desde la perspectiva de quienes más lo conocían: su madre Katherine, su hermana Rebbie, su hemano Tito, su mejor amigo y varios de sus más allegados como amigos de infancia, productores, artistas y familiares. Todos estamos concientes de la infancia prácticamente ausente que marcó a Jackson para toda su vida, un padre golpeador y tirano y su genialidad que lo llevó a ser el “niño símbolo” del sueño americano, sin embargo hay muchas más complejidad en esta vida llena de magia y escándalos, y nos esos aspectos los que este documental intenta develar.

Sin embargo, la sensación que podría dejar es que aún hay mucho más por descubrir, que solo estamos viendo la punta del iceberg de una vida intensa y única.

Con un formato muy conocido que mezcla entrevistas personales con allegados al artista con videos y fotografías, Andrew Eastel su director y el productor David Gest quien también fue uno de los mejores amigos de Jackson (desde la época de los Jackson Five) arman el difícil rompecabezas de la compleja biografía del astro. Mucho de lo que se dice en el documental puede parecer historia vieja para aquellos que hemos estudiado más profundamente la vida de Jackson. Todo lo que se habla sobre los primeros años solo podría sorprender a aquellos que no saben nada del artista. No obstante, al adentrarse más en el periodo que va desde 1987 (época del lanzamiento del album Bad) en adelante algunas revelaciones muy interantes van llenando la pantalla, pasando por la prácticamente desconocida vida sexual del artista, algunas mujeres en su vida, su gusto por el buen vino y su matrimonio con Lisa Marie Presley y con Debbie Rowe (madre de dos de sus tres hijos), desde el punto de vista de amigos personales estos detallitos sabrocillos le dan al documental un nuevo toque.

Pero quizás las mejor parte del filme (y la más desgarradora también) es cuando se habla extensa y profundamente sobre las infames acusaciones de abusos deshonestos que Michael tuvo que cargar durante los últimos años de su vida y que son en definitiva, los factores que lo llevan a su prematura muerte. Para un fanáticos de Michael Jackson será difíicil no derramar lágrimas al experimentar este terrible episodio de la vida del cantante, viéndolo desde la perpectiva de sus más cercanos, sus amigos que lo vieron destruirse como ser humano al verse traicionado por aquellos que más cuidaba y respetaba: los niños. La intensisdad de las imágenes, de las revelaciones que se hacen durante este filme al respecto, lo reflotan y lo convierten en un documento importante para todos aquellos que aman al Rey del Pop e incluso para sus detractores que deberían acercarse un poco al otro lado de la historia que nunca fue escuchado sin prejuicios. La voz de este documental es la voz de Jackson alegando su completa inocencia y la extorsión que sufrió por parte de la familia Chandler y de la familia Arvizo y la persecución de sufrió por parte de los medios que hasta último minuto lo vieron como culpable y del juez Thomas W. Sneddon.

Hubiese sido mucho más interesante haber podido acompañar las imagenes con música de Michael Jackson pero al parecer había problemas de licencias y solo podemos escuchar los setenteros ritmos de los Jackson Five.

Otro de los aspectos que llaman la atención del documental es que parece ser el “micrófono” de la familia Jackson para una especie de lavado de imagen. Los que conocemos un poco más profundamente su vida entendemos que muchas de las cosas que la estrella padeció en su vida tenían que ver con los traumas dejados por su padre y hermanos que quisieron exprimir la fama de Jackson incluso después de su salida del grupo The Jacksons. Este tipo de cosas no son mencionadas y en este respecto se extrañó una voz más neutral que fuera capaz de decir esas verdades que a veces duelen a la familia Jackson y que provocó que este se alejara de ellos en sus últimos años de su vida.

Hay que decir que este no es un documento definitivo ni mucho menos y los menos amantes de Michael podrán alegar que toda la investigación está basada en los dichos de sus más fieles defensores, de todas formas, siempre es interesante poder tener una pieza más del puzzle, ya que poco a poco nos acercamos a conocer más al hombre y no tanto a la leyenda. Lo que más me sorprendió es darme cuenta que este documental también tiene sus detractores dentro de la intensa fanaticada del Rey (una fanaticada tan pero tan compleja como el mismísimo Jackson). En la vida y en todo lo que tiene que ver con Michael nunca hay un término medio: o se le ama o se le odia. Yo estoy aún a la espera de un documento que logre resumir de manera más o menos completa la vida de Michael Jackson, con todos sus errores y virtudes, y aunque este documental podría haberse convertido en eso, la falta de compromiso con algunas verdades lo dejan nada más como un respetuoso y cariñoso homenaje al mejor de todos.

Como siempre digo, cuando se habla de Michael Jackson yo no soy neutral, y por lo mismo son ustedes, mis estimados, quienes tienen la última palabra.

Buena.
Rating: ★★★★★½☆

Erika Moreno