País: Estados Unidos
Año: 2008
Reparto: Christian Bale, Heath Ledger, Michael Caine, Gary Oldman, Aaron Eckhart, Maggie Gyllenhaal, Morgan Freeman, Cillian Murphy.
Director: Christopher Nolan
Escritor: David S. Goyer
Música: James Newton Howard, Hans Zimmer
Género: Acción, drama

SINOPSIS: Con la ayuda del teniente Jim Gordon y del fiscal de distrito Harvey Dent, Batman parece estar acabando con el crimen en Ciudad Gótica, sin embargo, la desquiciada mente criminal de un misterioso asesino llamado el Guasón llevará a la ciudad y al mismísimo Batman a cruzar los límites establecidos de su propio sentido heroico.

CRÍTICA: Hace un par de años que el cine no se iluminaba con una cinta tan completa como esta, la segunda entrega de Batman versión Christopher Nolan, es una película que se aleja de manera radical del muchas veces colorido género de superhéroes para acercarse más a lo que sería un oscuro thriller de acción y un drama.
Están todo los elementos del género presentes pero llevados a extremos inexplorados anteriormente y de los cuales se vieron “chispazos” en Batman Inicia.

The Dark Knight pósterLa adaptación del cómic no sólo es un fiel retrato cinematográfico de la esencia de los personajes y de la historia, sino que toma lo mejor de varios géneros en pos de un historia adulto, inteligente y electrizante que, sin lugar a dudas, no puede dejar a nadie indiferente, tanto por la oscuridad profunda y siniestra de sus carácteres principales y secundarios y de las relaciones que se establecen entre ellos, como por la astucia en que están contadas las historias donde están retratadas las más profundas y escondidas emociones del ser humano, como un retrato sociológico del entorno que vio nacer su esencia, un reflejo “hiperbolizado” de nuestro mundo.
Pero donde realmente yace la magistralidad de la magia cautivante de esta cinta es en sus actuaciones, un casting maravillosamente escogido que lleva a lo más selecto del cine actual a interpretar estos personajes esbozados potencialmente magistrales en el guión y llevados a la vida de manera insuperable por estos actores.

Sin embargo, quien se roba indiscutiblemente la película es el increíble Heath Ledger (Corazón de Caballero, El Patriota, Cassanova) quien desaparece literalmente tras el personaje para dejar salir de su interior un Guasón escalofriante, siniestro e insuperable. Cada movimiento parece parte del caos que representa su personaje, la voz, los gestos, el andar… nada parece azar sino una creación artística para un caracter que por fin encontró su verdadero rostro. Pero el Joker de Ledger es más que eso, es más que el retrato de un cómic; es la representación real y poderosa del mal encarnado para esta cinta; el mal y la locura, el miedo llevado a extremos inagotables y profundos, un infierno, un conflicto hecho persona. Furia, odio, caos, locura que poco a poco van llevando al espectador a un juego macabro y despreciable, sensaciones en las que poco a poco nos vamos sumergiendo y tarde o temprano disfrutando. Queremos verlo en pantalla, disfrutamos de su humor terrorífico, nos convierte en sus cómplices, nos hace creer que su locura, que su caos son la única cordura posible en un mundo sin reglas, en un mundo donde sólo él se muestra tal cual es, a pesar del maquillaje y de las cicatrices, es el único que parece decir la verdad a gritos. Un personaje magistral creado por un actor magistral, que no sólo demostró un talento excepcional sino una sensibilidad extrema al excelente guión y que se convierte no ya en la antítesis del protagonista sino que en algo así como su “gemelo malvado”, todo aquello que Batman potencialmente puede llegar a ser si deja de lado sus ideales o cruza la delgada línea de ser un héroe a ser un villano.

tdk01

Las mejores escenas de la película son cuando el excelente Christian Bale (Equilibrium, El Gran Truco, 3:10 a Yuma) en su papel de Batman y Heath Ledger en su papel del Guasón se enfrentan cara a cara, la explosiva química que surge entre ellos nos hace pedir a gritos que la escena no acabe jamás y nos hace entender que no es el mal contra el bien el que está luchando sino las dos caras de una misma realidad, de un mismo ser, de un mismo ideal, llevándonos a la lucha interna de un héroe que debe darlo todo, incluso su propia esencia heroica para entregar lo que realmente se le pide como protector del resto.

Pero no sería justo olvidar que cada personaje dentro del filme juega un rol trascendente dentro de la historia. Por un lado tenemos la importantísima figura de Gordon interpretado de manera magnífica por el gran Gary Oldman (El Quinto Elemento, Harry Potter y El Prisionero de Azkaban, La Letra Escarlata) quien le dio al personaje la importancia y profundidad que no tuvo en las versiones de los otros directores, y por otro lado tenemos a Harvey Dent encarnado por Aaron Eckhart (Sin Reservas, La Dalia Negra) otra de las caras que hay dentro de Batman, la cara brillante de un prisma de muchos lados y que refleja lo mejor de Batman, aquello que quisiera pero que nunca podrá ser.

tdk02

Maggie Gyllenhaal (La Secretaria, Paris Je t’aime) da a la discreta presencia femenina de la cinta un tono mucho más profundo y fuerte, superando a su predecesora en el personaje Katie Holmes, Michael Caine (El gran Truco, The Italian Job) como Alfred, el inmensamente fiel mayordomo de Bruce Wayne, le da a su personaje un estilo más involucrado, menos empaquetado y el ganador del premio de la Academia Morgan Freeman (Todopoderoso, Conduciendo a Miss Daisy, Million Dolar Baby) como siempre excelente en su papel del aliado más importante de Bruce Wayne en empresas Wyne.
Como se darán cuenta este es un elenco de primer nivel.

tdk03

Otro importantísimo aspecto de la cinta es la música creada por James Newton Howard y Hans Zimmer, un deleite sonoro que no sólo se adapta muy bien a las escenas, sino que por si misma las lleva a niveles altísimos de adrenalina, de caos y de intenso poder, realmente un trabajo excepcional que le da al filme una categoría magnífica y profunda.
Esta no sólo es una película imperdible, sino que es una obra maestra del género, elevándolo a niveles impensadamente altos de calidad y traspasando muchísimas fronteras que no permiten enmarcarla dentro de un único género.

tdk04

Una cinta profunda, inteligente, que no sólo le entregó a sus imágenes un realismo escalofriante y personajes de culto, sino que entretiene de una manera intensa a pesar de su largo metraje de más de dos horas de duración que se pasan volando. Un filme caótico, profundo, oscuro, entretenido, imperdible y maravilloso, donde irónicamente todas las piezas parecen encajar de manera perfecta, que emociona, que llena la pantalla, que traspasa, que conmueve, que da para pensar.

Un clásico indiscutido.