SINOPSIS: Dios está enfurecido con la humanidad y manda a su ejército angélico a desatar el Apocalipsis en la Tierra, sin embargo, la rebeldía de uno de sus máximos generales y un bebé no nacido serán la única esperanza para la humanidad.

RESEÑA: La épica lucha entre los máximos generales del Ejército de Dios por la humanidad llega este jueves a las carteleras locales y si quieres saber más sobre esta entretenida cinta protagonizada por Paul Bettany sigue leyendo.

El director Scott Stewart (experto en efectos visuales de trabajos como Superman Returns o Sin City) nos trae la oscura historia del momento del Apocalipsis. El Arcángel Miguel, encarnado por el siempre excelente Paul Bettany (Capitán de Mar y Guerra; La Costa Más Lejana del Mundo, El Código Da Vinci) se opone a los deseos de exterminio de Dios y baja a la Tierra para ayudar a los humanos, sin embargo, el arcángel Gabriel, representado en esta ocasión por un ya familiar Kevin Durand (3:10 a Yuma, X-Men Origénes: Wolverine) está decidido a hacer cumplir la voluntad de Dios. Una buena historia que mezcla el choque entre “hermanos” y emocionantes secuencias de acción, sin embargo, se extraña el trasfondo místico-religioso que mezclado con la acción hubiera dado una combinación increíble, no obstante, hay un factor de oscuridad en la película que se agradece bastante, un saborcillo “independiente” que se percibe y es interesante. Aún así, y a pesar de esa falta de tono épico que algunos esperábamos, la cinta tiene momentos impecables, sobretodo cuando vemos a Bettany y Durand en pantalla, ya sea en batalla (las alas de los ángeles son usadas como armas y eso es un acierto ya que nuestros actores a pesar de las alas no se ven ridículos, un temor que algunos tenían) o en sus pocos pero intensos diálogos, o bien cuando Bettany explica por qué aún cree en la humanidad. La verdad no sé si soy demasiado sensible, pero casi me sacó una lágrima. Un momento realmente emocionante. Talvez esperaba mucho más sobre la historia de estos conocidos Arcángeles y su relación con la humanidad, una explicación más profunda de sus motivaciones que hubiera sido el deleite de los que nos apasionamos con los temas angélicos y mesiánicos y le hubiera dado a la cinta un trasfondo mucho más potente.

A pesar de esto, en mi humilde opinión, la mayor caída (por decirlo de alguna manera) de la cinta es al momento de mostrarnos a los representantes humanos. En primer lugar ningún personaje es demasiado interesante como para captar la atención del espectador, salvo por el personaje de la camarera embarazada y su “protector” el resto son meros rellenos, incluido muy a mi pesar Dennis Quaid (Dragonheart, Vantage Point) aún no estoy segura si el problema en este sentido pasa por el guión o por los actores, sin embargo, las explicaciones de las relaciones entre cada uno de estos personajes, de sus historias personales son lo que menos importa dentro de la trama y no aporta mucho más al entorno global de la cinta.

Un punto destacable es además de la adrenalínica acción y algunos momentos de profundidad, es el score de John Frizzell (Terror en la Antártica, Alien La Resurrección), bastante impresionante, épico y oscuro, un compositor que sabe colocar adrenalina y misterio en sus trabajos.

En resumen, una cinta entretenida, con ese gustillo independiente, oscuro, cuya gran falencia estuvo en no desarrollar de manera más mística su guión, pero que es lo suficientemente entretenida para cubrir aquella “falta”, además nunca está demás ver a Bettany en pantalla, un actor que parece haberse especializado en estos papeles místico-religiosos, por lo menos en el último tiempo. Talvez no es lo que esperan, pero si se dejan llevar, dejando de lado cualquier prejuicio religioso, encontrarán una cinta más que aceptable, con buenas escenas de acción.

Interesante

Erika Moreno