SINOPSIS: Christine Collins (Jolie), una madre trabajadora y abnegada de los años 30, debe dejar solo en casa a su pequeño hijo. Su odisea comienza al volver y su hijo no está. La Policía de los Ángeles le entrega un niño que ella estima que no es el de ella y debe luchar por probarlo incluso aunque la crean loca. Basada en un hecho real.

RESEÑA: Ciertamente el actor y director Clint Eastwood (En la Conquista del Honor, Gran Torino) ha demostrado con creces que es un buen director y que ha construido una marca sobre sus trabajos que puede reconocerse a kilómetros de distancia, puede agradarnos o no, pero es indiscutible la calidad de sus cintas y que siempre cuenta con figuras de renombre. El Sustituto llega protagonizada por una impresionante Angelina Jolie (Tomb Rider, Wanted) que no tiene miedo de dejar de posar para las cámaras y de olvidar su papel de mujer sexy (que algunos directores han aprovechado demasiado en desmedro de su calidad actoral) para convertirse en una abnegada madre de los años veinte cuyo hijo desaparece misteriosamente.Un rol que queda como anillo al dedo a Jolie, pero que además requirió una construcción de personaje elaborada, primero debido al prototipo de mujer que existía en los años veinte, mucho más sumisa que, sin embargo, presenta una fortaleza interna que va surgiendo en el avanzar del metraje pero sin opacar jamás la personalidad dulce y maternal que siempre deber reflejar.
sustituto2Acompañando a Jolie se encuentran grandes como John Malkovic (Eragon, El Hombre de la Máscara de Hierro), destacado y correcto como siempre, Jeffrey Donovan (Hitch, Máximo Riesgo) en el papel del Jefe de Policía corrupto realmente sorprende con una actuación que raya lo desagradable y que es un importante soporte para la performance de Jolie. No obstante, Eastwood supo “sacar” de su elenco completo actuaciones de lujo.
Basada en un hecho real, El Sustituto logra mantener la atención de la audiencia durante sus 141 minutos de duración, es una cinta que no se da el tiempo de aburrir jamás, que mantiene la tensión en todo momento y que narra los hechos principales y paralelos de forma limpia y transparente. La simpleza y efectividad de Eastwood y del escritor J. Michael Straczynski agilizan un relato que pudo caer en exageraciones, pero que se mantiene sobrio y elegante, lo que lo acerca crudamente a la realidad y en los que reside el éxito de la cinta.
La música compuesta por el mismísimo Eastwood es suave y calma, con muchos instrumentos de cuerda que le dan a la cinta ese toque tan característico de este director, actor y compositor norteamericano.
Recomendable.

sustituto1