SINOPSIS: En una sociedad futura las investigaciones científicas han llevado al ser humano a dejar de envejecer a los 25 años.Para tener a la sociedad bajo control, el tiempo de vida se ha transformado en la nueva divisa. Un joven tratará de vengarse de un sociedad injusta poniendo en riesgo el poco tiempo de vida que tiene.

RESEÑA: La nueva película de un ascendente Justin Timberlake (Red Social, Amigos con Beneficio) y Amanda Seyfried (La Chica de la Capa Roja, Mamma Mia!) El Precio del Mañana también conocida como In Time, dirigida por el siempre inventivo Andrew Niccol (Simone, Gattaca).

No hay lugar a dudas de que el buen Justin Timberlake es una figura en ascenso y como toda figura en ascenso está en la mira tanto de fanáticos como de detractores, sucedió con Pitt, con Di Caprio y sucede ahora y en un mundo de ídolos juveniles con cuestionable talento, Justin parece ser un oasis en medio del desierto, y al menos sus detractores deberán reconocerle que da lo mejor de sí en sus trabajos y continúa aprendiendo, pero ¿es suficiente como para tener sobre sus hombros una película? la verdad es que en mi humilde opinión sí, teniendo momentos de especial brillo aunque un poco irregular.

Hablando ya de la cinta en si misma, El Precio del Mañana es una pequeña alegoría a lo que significa el dinero y como este nos va quitando poco a poco la vida en nuestros días. Es una representación, una crítica si se quiere muy (muy) interesante de un futuro donde las divisiones socio-económicas que vivimos hoy en día se consolidan y exageran. La premisa es clara y bastante entretenida: la nueva divisa es el tiempo y a cambio de una vida eterna desprovista de vejez para aquellos que pueden “pagarla” el resto de los mortales viven vidas cortas, apresuradas y miserables. Un interesante tema para una buena película que entretiene pero que no logra brillar como se esperaba opacando la clara crítica social que en este caso se queda solo en un pequeño llamado de atención.

Estéticamente está perfecta, el deslavado futuro que se representa es el fiel reflejo de un mundo que no tiene tiempo para detalles, para un mundo que vive el día a día sin pensar en el mañana, sin preocuparse más que por la belleza externa de cada ser humano y por supuesto de sobrevivir y cuando los “ricos” tienen la posibilidad de vivir para siempre con belleza y juventud eternas, los “pobres” mueren en las calles y sus cadáveres se quedan en el suelo mientras el mundo sigue a su alrededor.

Es un poco difícil desentrañar cuál es el factor que desluce aquello que esperábamos que fuera genial y que suena a que debía serlos, quizás se deba a un guión que pierde su norte a mitad del metraje y que hace olvidar al espectador (o dudar al menos) de su razón de ser “la crítica social” que es lo más poderoso que podría haber tenido el filme, pero que se diluye poco a poco carcomido por personajes que no tienen un cierre digno y por historias que desechan fácilmente. Escenas que deberían ser impactantes de desinflan y se convierten en convencionales. Una propuesta revolucionaria como esta merecía más que el desarrollo convencional que Niccol le imprimió finalmente, lo que es una pena ya que siendo buena podría haber sido extraordinaria.

De todas formas, hay que decir que lo interesante del argumento bien vale el esfuerzo de verla y sin lugar a dudas entretiene, pero es difícil dejar de pensar que pudo haber sido mucho más. Pero como siempre, mis estimados freaks, son ustedes los que tienen la última palabra.

Buena.
Rating: ★★★★★☆☆

Erika Moreno

PD. Ojo con el personaje del siempre excelente Cillian Murphy, muy interesante.