SINOPSIS: Will es un doctor que busca la cura para el Alzheimer, una enfermedad que afecta a su padre, a través de sus trabajos en laboratorio con monos. Después del cierre de su investigación, Will decide llevarse a su hogar a un chimpancé con el que ha estado experimentando. Se trata de un simio muy inteligente que cada vez evoluciona más y más. Las cavilaciones internas y su espíritu por liberar a su raza le darán la fuerza para ir en contra de la humanidad.

RESEÑA: Llega a nuestras carteleras nacionales y mundiales la esperada precuela de la mítica “El Planeta de los Simios”, protagonizada por James Franco. Cortesía de los amigos de Fox.

Cuando escuché que se haría una precuela del Planeta de los Simios, subí una de mis cejas en señal de incredulidad y pensé “a Hollywood se le acabaron las ideas” (pensamiento que tampoco está tan alejado de la realidad). Después del insípido remake de Tim Burton protagonizado por Mark Whalberg, poco o nada quería saber con la sociedad de los monos parlantes. Sin embargo, en la medida que los avances fueron saliendo mis expectativas comenzaron a crecer y poco a poco Rise of the Planet of the Apes se fue convirtiendo en una de las cintas que más esperaba para este año 2011. ¿Qué gatilló semejante cambio de impresión? La respuesta es una sola: César.

Este personaje digital interpretado por el hábil Andy Serkis, uno de los mejores actores (por no decir el mejor) en lo que a captura de performance se refiere (El Señor de los Anillos, King Kong), un simio de exacerbada inteligencia con una humanidad impresionante. Su mirada denota todo aquello que no puede decir y el personaje digital alcanza niveles de conciencia actoral insospechados hace solo un par de años atrás.

 

Esta cinta, más que una cinta para ver explosiones, es una cinta donde el guión tiene gran importancia apoyada por el logro digital y actoral de César, sin él cualquier guión hubiese parecido vano y sin forma. El camino del personaje es el camino del guerrero si se quiere, un símil a lo que vimos en Sector 9 con su excelente personaje alienígeno Christopher Johnson. No obstante César es mucho más un guerrillero, mucho más líder y las causas que lo llevaron a convertirse en el guía de su especie están contadas de manera muy asertiva en esta cinta. Sin caer en clichés, el espectador se encariña con la lucha de César y dejamos de identificarnos con los humanos. Este cambio en el respetable es el éxito de la cinta y aunque algunos me digan que esta lucha del héroe ha sido representada infinidad de veces en el séptimo arte y en la historia del mundo, era complicado hacerlo con un simio digital. Por lo menos en mi caso, sí lo logró.

El score compuesto por Patrick Doyle (Thor) es impresionante, sobretodo en los momentos más emotivos o de más acción, tambores que al espectador lo llevan a lo más salvaje, pero con muchos tintes épicos.

Otro de los aspectos interesantes de este filme es que siendo clasificado como Ciencia Ficción no hay abuso de efectos especiales y los que existen se sienten naturales y adecuados, como parte de la realidad. Pero es sin lugar a dudas el guión y la calidad actoral tanto de Serkis como de James Franco (Spiderman, 127 horas) lo que mantiene en pie esta magnífica cinta que le hace honor al clásico de 1968 protagonizada por Charlton Heston y un punto de vista contemporáneo muy interesante sobre los experimentos genéticos con animales y la obsesión de la humanidad por detener la muerte.

En resumen, esta es una excelente película que vale la pena ver en el cine, cuyo eje central más allá de efectos especiales, son sus personajes y un guión de primer nivel que dejará al espectador muchas veces pasmado en su asiento. Pero como siempre, mis estimados freaks, ustedes tienen la última palabra.

Excelente
Rating: ★★★★★★½

Erika Moreno